¡Quiero una mascota!

¡Quiero una mascota!

18.09.21

Una mascota en casa brinda una serie de cambios positivos en los más pequeños, solo es necesario contar con una buena orientación por parte de los padres, y también romper muchos mitos.

Efectos positivos
Tomas esta decisión de manera consciente trae una gran cantidad de beneficios, tanto para el pequeño como para todas aquellas personas que lo rodean.

1. Responsabilidad
Desde la llegada de la mascota a casa se debe aclarar que no se trata de un juguete. Hay que repartir las tareas para que el niño colabore en su cuidado. Cambiarle el agua, darle de comer, cepillarlo. Pequeñas tareas que no le cuesten tanto, pero que se incorporen a su rutina diaria, incentivando su sentido de responsabilidad.

2. Resistencia a las alergias
Al contrario de lo que la mayoría de las personas cree, una mascota peluda puede ayudar a generar anticuerpos en los infantes. Los niños que crecen con estos animales son menos propensos a desarrollar alergias en el transcurso de sus vidas.

3. Mejora el sistema inmune
Hoy en día, la humanidad está obsesionada con la limpieza, cada desinfectante que se use hace al pequeño más débil ante los gérmenes. Las mascotas están llenas de gérmenes, lo que colabora con el desarrollo de anticuerpos en los niños. Está comprobado que los pequeños que las tienen se enferman menos.

4. Actividad física
La mayoría de los pequeños prefiere por mascota a un perro. A estos peludos les encanta pasear, por lo que ayudan a los infantes a estar en constante movimiento. Al sacarlo de paseo, los niños no permanecen ni un minuto en reposo.

5. Desarrollo de la autonomía
Los niños con mascotas suelen ser considerados y felices, lo que les da seguridad. En la relación con estos animales, los pequeños desarrollan su autoestima. Durante el diario compartir con el animal practican su autonomía, al fijarse en el comportamiento de este.

6. Socializar
Convivir con una mascota desde temprana edad colabora con el interés y comprensión por las necesidades de otros seres. Con la intervención de los padres, el pequeño entiende que no puede molestar a la mascota mientras duerme o come.

Familias unidas
Las mascotas son centros de alegrías en la familia. Por lo general, cuando se tienen en casa, los grupos se reúnen a jugar unidos y planean paseos en la naturaleza, donde los infantes se sienten libres, al igual que sus mascotas. Los niños olvidan los problemas de la casa y se concentran en jugar. El amor que reciben de ellos les ayuda a mejorar el ánimo.

¿Qué esperas?
El no ser el único centro de atención, ayuda al niño a saber que existen otros seres a su alrededor, especialmente cuando se habla de hijos únicos; esto colabora con la comprensión a la hora de la llegada de un hermanito a casa, porque evitará o disminuirá los celos. Antes de adquirir una mascota, investiga la que más se apega a las actividades de la familia. Adoptar siempre será una de las mejores opciones, porque eso enseña a los pequeños que no se trata de un negocio. Por el contrario, todo se relaciona con un nuevo ser vivo que formará parte de la familia, y viene a compartir el amor que tienen para ofrecerle.

La nueva experiencia de compra ha llegado a ARROCHA y queremos que TÚ seas parte de ella.