Dieta para la fertilidad

Avena reparadora

18.09.21

La avena no solo es útil para acompañar las dietas. Este cereal ha cobrado fama debido a sus diversos usos en el área de la cosmetología y la belleza. Por ejemplo, las mascarillas de avena son tratamientos ideales si tienes las hebras muy finas y deseas darle volumen a tu melena.

Cuidado capilar
Gracias a todas sus propiedades nutritivas, la avena puede fortalecer, nutrir y suavizar la fibra capilar; además, le devuelve el brillo perdido a los cabellos opacos. Entre las mascarillas que puedes preparar para garantizar su nutrición y cuidado, destacan:

1. Antiquiebre
Esta mezcla aportará los nutrientes necesarios a tu cabello, fortaleciéndolo y evitando que se quiebre. Además, tiene doble acción, porque puedes aplicarla en el rostro para suavizarlo y nutrirlo.
Procedimiento: Revuelve cinco cucharadas de copos de avena con una taza de agua fría. Hierve la mezcla hasta obtener una pasta cremosa, cuela y añádele una cucharada de miel. Aplícala sobre el cabello previamente lavado con agua tibia, deja actuar durante 30 minutos, y enjuaga muy bien con agua fría hasta eliminar todos los residuos.


2. Hidratación y brillo
La deshidratación y el uso constante de la plancha y el secador ocasionan la pérdida de brillo en el cabello. Con esta preparación casera, conseguirás el brillo y la hidratación que tu cuero cabelludo necesita.
Procedimiento: Mezcla copos de avena y agua templada en un recipiente, hasta obtener una pasta, aplícala sobre el cabello en cantidades abundantes, siempre desde la raíz hasta las puntas, y con masajes circulares. Luego, recoge el cabello con una pinza, y deja reposar la mascarilla durante 30 minutos. Posteriormente, enjuaga muy bien el cabello con agua fría.

Nota: Antes de la aplicación, el cabello debe estar lavado, desenredado y separado en mechones, para que los ingredientes de la mezcla se impregnen mejor.


Beneficios Cosméticos
Dentro de la dermatología, la avena tiene una acción suavizante, calmante y relajante de las irritaciones de la piel. Adicionalmente, normaliza el PH cutáneo, protege la membrana celular, y mantiene una barrera protectora frente a las agresiones externas. Su uso cosmético también puede favorecer a las pieles más sensibles. La mascarilla de avena y miel es ideal para todos aquellos rostros que repelen algunos productos químicos. Puedes añadirle una cucharada de yogur, y tendrás una tez hidratada y luminosa.


Lavado
Antes de aplicar mascarillas a base de avena, es recomendable lavar muy bien el cabello, utilizando agua tibia y un champú con efecto hidratante sin sal.

La nueva experiencia de compra ha llegado a ARROCHA y queremos que TÚ seas parte de ella.