Calor perjudicial

Calor perjudicial

18.09.21

Al alisar tu cabello puedes incurrir en errores frecuentes, pero graves, descubre los seis más dañinos.
Lucir bellas es una necesidad perenne en todas las mujeres, y el cabello comprende una parte fundamental de la estética femenina: teñidos, rizados, ondulados, alisados, y un montón de métodos que te permitirán verte espectacular. Alisar el cabello es la técnica más sencilla, y por lo tanto, la más usada; sin embargo, existen muchos mitos en torno a esta práctica.

Errores comunes
Es necesario desmontar algunas leyendas urbanas que se han generado con relación al planchado.

1. La ducha no alisa
Por más que haya infinidad de productos que lo aseguren, no hay ningún champú o acondicionador que brinde un cabello liso mágicamente. Algunos productos especiales para “suavizar”, preparan el cabello para el alisado. Si se quiere suavizar previamente, bastará con tomar un peine y pasarlo con acondicionador mientras se está en la ducha, enjuagar y secar delicadamente, pasando una toalla hacia abajo sin frotar, ya que esto promueve el frizz.

2. Vapor enemigo
Escuchar algunas chispas u observar vapor al planchar el cabello, puede ser indicio de humedad. Es necesario que las hebras se encuentren totalmente secas al plancharla; si incluso así el sonido o el vapor persisten, puede deberse a alguna acumulación de producto, sean acondicionadores o cremas. Cuida la aplicación de cualquier líquido sobre el cabello seco, porque el metal de la plancha reacciona de manera drástica con el folículo capilar al entrar en contacto con la humedad. 
3. Protección térmica
Sí, puede que no haya forma alguna de evitar el daño capilar al hacer uso de planchas alisadoras; sin embargo, existe un producto que puede brindarle una eficaz protección a la melena. Se trata del protector térmico, un producto capaz de proteger hasta en una temperatura de 450 grados centígrados, y que se resiste a la humedad, reduciendo notablemente el frizz. Además, está hecho sin aceites ni siliconas, lo que permite que tu cabello permanezca limpio por más tiempo.

4. Altas temperaturas
Quizás notes que tu plancha tiene una capacidad de hasta 450 grados, y esto te haga pensar que es la temperatura recomendada para los cabellos más gruesos y rizados; pues nada más alejado de la realidad, esta función fue diseñada especialmente para usarse bajo supervisión profesional en tratamientos de keratina, no para los usuarios comunes. A pesar de que el cabello grueso necesite una temperatura más elevada de calor, debe permanecer en la zona de seguridad comprendida entre los 300 y 350 grados.

5. Secciona el cabello
Es importante seccionar la melena al momento del planchado; no se trata de tomar al azar un puñado de hebras y alisarlas. El metal de la plancha no será capaz de actuar en porciones demasiado gruesas, y es entonces cuando se recurre a la innecesaria reaplicación del calor. Lo más conveniente es crear secciones moderadas para controlar fácilmente el proceso de alisado, dividiéndolo en el centro de la parte posterior, y luego llevándolo hacia adelante, dando dos secciones para trabajar.

6. Tensión necesaria
Pasar la plancha más de una vez sobre el pelo no va a erradicar la onda de manera permanente, lo importante es la tensión. Tensa el cabello y pasa la plancha hacia abajo a partir de la raíz; lógicamente, para los cabellos rizados será necesario repetir al menos otra vez, pero aplicar el calor sobre el cabello tenso, ayudará enormemente.

 

Acabado BRILLANTE
Si tu cabello tiene tendencia al frizz. No dudes en hacer uso de los productos de acabado, siempre y cuando no se trate de los aceites y siliconas, que forman parte de la mayoría de los productos agentes de brillo capilar. Prueba con lacas de fijación de fórmula suave, aplicándolas solo después de que el cabello esté totalmente frío, para evitar acumulaciones; rocía un cepillo de cerdas de nylon con el producto y pina el cabello para lograr una aplicación uniforme, esta será la mejor manera de asegurarse de que el cabello no quede gelatinoso o rígido, aportando un aspecto brillante. Recuerda además mantener tus instrumentos limpios, para evitar que los residuos se adhieran al cuero cabelludo y causen daños.

La nueva experiencia de compra ha llegado a ARROCHA y queremos que TÚ seas parte de ella.